Cevallos listo para brindar su mejor oferta en el feriado

 

Ubicado a 15 minutos al sur de Ambato se encuentra el cantón Cevallos, con una extensión de 18.5 Km2 y más de 10 mil habitantes tiene una amplia propuesta agroturística, gastronómica y comercial para recibir a miles de turistas en este feriado de noviembre.

El GAD Municipal de Cevallos trabaja en la capacitación constante de los diferentes emprendedores turísticos para mejorar sus productos, propuestas y servicios y brindar lo mejor a los visitantes.

Así el turista puede encontrar gran diversidad de opciones, por ejemplo acudir a la zona comercial y elegir calzado en cerca de 40 locales; la variedad culinaria le presenta varios platos típicos en 20 restaurantes, picanterías, paraderos, asaderos en donde podrá degustar cuy y conejo asado, caldo de gallina, yaguarlocro, fritada de cajón y mucho más; además de panaderías y heladerías.

 

Otra opción son los huertos, fincas y viveros agroturísticos, los amantes de la naturaleza pueden visitar la cascada JunJun; también cuentan los lugares emblemáticos del cantón como el parque moderno central con el monumento al patrono de la ciudad Pedro Fermín Cevallos, la iglesia matriz del cantón, el monumento al trabajador ferroviario, la Estación del Tren, el Vagón Museo, el local del caramelo artesanal con más de 70 años de tradición.

En Cevallos también encuentra complejos turísticos con todos los servicios como piscina y hospedaje.

 

Todos estos lugares los puede conocer con una visita en su auto propio, en buses de servicio público y aprovechar los recorridos en la réplica del tren en sus rutas: Tour fresa café, Toru arte salud y Golotour. Incluso puede llegar a Cevallos a través del autoferro que realiza su ruta Tren del Hielo II cuyo recorrido combina paisajes, cultura, compras y valiosas experiencias en Ambato-Mocha-Urbina-Cevallos-Ambato.

 

La invitación está hecha para que disfrute de un feriado diferente y enriquecedor en el cantón más pequeño del país pero el más grande de corazón, ¡Cevallos te quiere, Cevallos te espera!